Tips para descansar

El descanso debe lograrse de manera natural, sin necesidad de recurrir a fármacos o cualquier tipo de sustancia diferente a la que nuestro organismo produce, lo importante tiene que ver con poder descansar y hacer todo para que nuestro organismo sepa en que momento debe relajarse. Tips para descansar

Muchas personas que el descanso debe darse de manera natural, lo cual teóricamente es cierto, pero en la realidad, es necesaria la conjunción de varios factores para favorecer el descanso añorado. Más allá de tener un buen equipo de descanso nocturno, esto es, un colchón adecuado y una almohada que se acomode a su cuerpo, hay ciertas recomendaciones que no sobran a la hora de irse a descansar:

Los hábitos en la vida diaria no son siempre los adecuados, así por ejemplo el café o el té consumidos en cantidades razonables, no tienen por qué afectar el sueño, pero si por costumbre se hace un consumo excesivo de estas bebidas, es muy probable que tenga alteraciones en el sueño. Pero no solamente el café y el té pueden alterar el sueño, lo mismo sucede con las aguas saborizadas o los jugos con sabores artificiales y ni qué decir de las bebidas energéticas. Algunos expertos sugieren que después de las dos de la tarde no se debe consumir ninguna de esta clase de bebidas.

Consumir comidas pesadas y muy condimentadas, produce alteraciones en  el sueño, ya sea porque provocan una digestión complicada y difícil o porque justamente por eso, producen insomnio. Por lo que es preferible evitarlas a la noche y cambiarlas por una ingesta de verduras frescas acompañando un buen filete de pollo o de pavo o con un poco de queso, pero de los firmes, puede favorecer el descanso apropiado.

Tomar una copa de vino en la comida de la noche ayuda a relajarse y acorta el tiempo que se tarda normalmente en conciliar el sueño, pero en cantidad altera la fase del sueño profundo, puesto que ese es uno de los efectos del alcohol, lo que puede conducir a despertarse en la noche con sobresaltos, a insomnio o sencillamente a no dormir bien.

Siempre se ha afirmado que tomar un baño de agua caliente antes de dormir ayuda a relajar el cuerpo y que por lo tanto favorece el sueño; sin embargo, realizar cualquier actividad que eleve la temperatura corporal antes de dormir es muy desfavorable, ya que el cuerpo necesitará enfriarse hasta una temperatura que le permita dormir.

Realizar algunas posiciones de yoga muy suaves o algunos ejercicios suaves de relajación que le permita disminuir las tensiones musculares, sin incrementar el ritmo cardíaco es muy conveniente. Se puede acostar boca arriba, abriendo loa brazos, manteniendo los ojos cerrados y respirando profunda y pausadamente serán de gran ayuda para obtener un buen descanso.