¿Por que se duerme mejor después de tomar el sol?

Dentro de las actividades un poco satanizadas en la actualidad es la de tomar el sol; existen múltiples campañas llamando la atención sobre los riesgos y peligros que implica hoy en día la exposición a los rayos ultravioletas, sin la protección adecuada que prestaba la capa de ozono antes de hallarse en deterioro como se encuentra. ¿Por que se duerme mejor después de tomar el sol?

Dentro de las actividades un poco satanizadas en la actualidad es la de tomar el sol; existen múltiples campañas llamando la atención sobre los riesgos y peligros que implica hoy en día la exposición a los rayos ultravioletas, sin la protección adecuada que prestaba la capa de ozono antes de hallarse en deterioro como se encuentra. 

Se hace énfasis en la perentoria necesidad de proteger la piel con filtros solares e incluso médicamente ya se habla de usar estos filtros de manera diaria en las zonas tropicales, con el fin de evitar posteriores lesiones que pueden ser desde un prematuro envejecimiento hasta un cáncer de piel.

Pero también vale la pena recordar los beneficios que el sol aporta al organismo del ser humano, lo cual no significa que se deba exceder en tiempo y en una exposición sin la protección apropiada.

  • El sol es una actividad inmejorable para evitar el estrés, para relajarse, para verse y sentirse mejor y por lo tanto para mejorar la autoestima.
  • Tomar sol aporta vitaminas al organismo; la vitamina D aumenta sus niveles en la sangre, por lo que es magnífica para prevenir la fragilidad en los huesos y para evitar el raquitismo en los niños. La vitamina D es la encargada de la mineralización de los huesos, favoreciendo también la absorción en el intestino del calcio y del fósforo, contribuyendo con el riñón a que estos minerales no se pierdan tan rápidamente.
  • Es un remedio magnífico para enfermedades de la piel como la psoriasis, el vitíligo y otros eczemas. Es de ayuda para combatir la osteoporosis.
  • Ayuda en la producción de glóbulos rojos y disminuye la presión sanguínea, lo que ayuda a los hipertensos; esto se logra por la vasodilatación que provoca en los vasos sanguíneos superficiales y aumenta la circulación de la sangre en la piel, disminuyendo los valores de la tensión.

Pero como si todos esos beneficios no fueran ya maravillosos, tomar el sol además puede ser una actividad que ayude a mejorar el sueño. Muchas personas habrán experimentado que en verano cuando las horas del día se aumentan, no se suele experimentar tanto cansancio al levantarse en la mañana, a pesar de haber dormido pocas horas. 
Esto tiene una explicación, puesto que no es gratuita esa mejora evidente en el sueño, ya que se duerme mejor después de haber tenido un rato de sol. Los efectos de los rayos UV en la hormona melatonina, que es la encargada de regular los ciclos del sueño, se ve aumentada en las noches, cuando no hay luz solar, mientras que sus niveles descienden cuando hay luz haciendo que la persona se sienta renovada, más despierta y completamente activa.