Masaje Gestalt

Los masajes Gestalt o masaje gestáltico es una de las técnicas que existen para la aplicación de los masajes, los cuales no son del todo conocidos pero si muy efectivos en todos los pacientes que se arriesgan a probar algo nuevo. Masaje Gestalt

Dentro de la amplia gama de posibilidades en cuanto a las técnicas o métodos de los masajes se refiere, existe el masaje Gestalt o masaje gestáltico, que es muy poco conocido en general. 

Se trata de una forma de trabajo corporal por la reunión de los esfuerzos de varios profesionales en diferentes áreas relacionadas con algunas funciones del cuerpo humano, como fueron los trabajos de Magda Proscauer en temas de respiración, Murria Todris en masaje sueco, Molly Day y Bernard Gunter en desarrollo sensorial y toque sensitivo, como también fueron importantes los aportes de Friz Perls, Bloomberg, Miller y Simkins en el método Gestalt propiamente dicho. 

Esté método se basa entonces en l terapia Gestalt que fue desarrollada por el Instituto Esalen en la década de los años 60.

Como todas las terapias realizadas con la técnica de los masajes, este método también produce una relajación como efecto del proceso mismo de la aplicación del masaje, pero el propósito principal del masaje gestáltico está orientado a incrementar la conciencia del cuerpo, por medio del contacto físico consciente y de ejercicios de respiración. 

El objetivo mismo del masaje no es tanto de carácter físico, de bienestar inmediato, aun cuando se consigue igualmente, sino su enfoque tiene unas profundas repercusiones emocionales y eso es lo que se persigue en realidad con la toma de consciencia del cuerpo.

Como tiene efectos emocionales, durante la aplicación de los masajes, la persona puede presentar estados con emociones y sentimientos de diversa índole, como puede ser angustia en un momento dado, o puede sentir alegría o sumirse en una sensación de tristeza que puede desembocar en una necesidad incontrolable de llorar; por este tipo de reacciones, siempre es indispensable que la persona esté acompañada por un profesional con formación académica en terapia gestáltica, con el fin de que no solamente brinde compañía a quien vivencia estos estados emocionales intensos, sino que además puede sostener de cierta manera estas situaciones. 

Por estos efectos que provoca, la terapia con masajes gestálticos es una herramienta excepcional para los profesionales de la salud que trabajan con grupos de ayuda, tales como terapeutas corporales simplemente, pero fundamentalmente es de gran ayuda para los trabajos de psicoterapeutas y psicólogos, quienes hallan en esta terapia, un reconocido y poderoso colaborador en los procesos de psicoterapia, en sexología con los bloqueos inconscientes y también ha demostrado su eficacia en recuperación neurológica. 

Es una terapia recomendada en los períodos difíciles posteriores a una ruptura emocional o en casos de duelos por la pérdida de un ser querido y es de gran ayuda para quienes sufren las consecuencias, conscientes o inconscientes de la falta de contacto y afecto materno, reduciendo las secuelas que produce este tipo de vivencias. Es una herramienta poderosa para diversas somatizaciones, así como contra la depresión y en general, para quienes viven y se sienten mal con sus cuerpos, pero no por razones estéticas exteriores.

Por sus efectos de carácter emocional es excelente para combatir la fatiga y el estrés, produciendo un relajamiento físico y emocional que da como resultado una sensación de descanso y aligeramiento de la fatiga.