Leches y cereales para dormir

Comer a la noche ha sido uno de los debates más frecuentes entre médicos y nutricionistas, por lo que a continuación les mostramos los resultados de estos debates, así como también logramos resolver una incognita histórica, ¿es bueno comer antes de dormir? Leches y cereales para dormir

Una de las preocupaciones que aquejan a muchas personas, es cuál podría ser un alimento adecuado para tomar en la noche antes de irse a dormir, sin que les signifique tener que esperar varias horas antes de dormir, so pena de tener una noche alterada como resultado del procesos de digestión o en el otro extremo, tomar algo tan ligero que no logre saciar el hambre que tienen a la noche.

Uno de los remedios para combatir los problemas causados por trastornos en el dormir, como lo es el insomnio, es llevar una adecuada alimentación, lo que significa que ni mucha ni poca comida son apropiados, sino lo que debe buscarse son alimentos que cumplan con alimentarte y además permitirte dormir bien. Una de las combinaciones más sencillas es leche y cereales, aun cuando parezca increíble y además es una ayuda para inducir el sueño.

Los hidratos de carbono se caracterizan entre muchas otras cosas por ser de absorción lenta, lo que permite que produzcan en la persona que los consume, la sensación de saciar el hambre y además liberan azúcares en la sangre pausadamente. A su vez, los hidratos de carbono son, por su naturaleza, unos buenos provocadores de sueño, probablemente por la liberación energética y porque son productores de seratonina.

Por su parte, la leche tiene una sustancia, el triptófano que según los estudiosos, es la que produce el efecto calmante, que provoca una taza de leche tibia, que los abuelos recomendaban para tomar antes de irse a dormir. Esta sustancia, el triptófano es un aminoácido esencial requerido en el proceso de crecimiento de los niños y colabora para el mantenimiento equilibrado del nitrógeno en el cuerpo humano, por lo que siempre debe estar presente en alguno de los alimentos que compongan la dieta del ser humano. 

A su vez, este aminoácido permite la producción de seratonina, que es un neurotrasmisor que el sistema nervioso produce de manera natural. Esta sustancia, la seratonina y que también está en los cereales, es una de las sustancias que regula el proceso del sueño, así como el del apetito y el del estado de ánimo, de allí su importancia. 

El triptófano también es precedente de la niacina, que es una vitamina del grupo de las vitaminas B. Puede actuar como inductor del sueño, por el efecto relajante que ocasiona en el sistema nervioso y su efecto se ve potenciado por la combinación de calcio y magnesio, que también se encuentran en la leche. Como es conocido, el calcio y el magnesio tienen un efecto tranquilizador y son indispensables para mantener el equilibrio en el sistema nervioso.