La necesidad del descanso en el deporte

Es muy negativo iniciar una actividad deportiva sin la dirección de un profesional, por lo que debemos siempre contar con la asesoría de expertos, desde lo más mínimo hasta decisiones trascendentales como la elaboración de una rutina de entrenamiento, ya que la mayoría de los expertos saben proporcionar y equilibrar nuestra energía adecuadamente. La necesidad del descanso en el deporte

Cualquier práctica deportiva que se realice deberá contar con un adecuado plan de entrenamiento, que garantice que el deportista puede obtener el mayor rendimiento posible y además, con un detallado plan de descanso que podrá incluir horas de sueño, relajamiento, estiramientos, baños, masajes o hidromasajes y alimentación apropiada. Así que serán estos dos planes, el de entrenamiento y el de descanso, el que hará posible un excelente rendimiento en el deportista.

En el caso de los deportistas aficionados y que no necesitan llevar un plan de entrenamiento muy riguroso, también es necesario contar con un plan de descanso, no solo para garantizar una recuperación apropiada, sino también evitar lesiones.

En las creencias populares, se reconoce como descanso, el sueño y estar inmóvil, lo cual no es exacto, ya que el descanso abarca muchas otras posibilidades que están a disposición de cualquiera, pero sin lugar a dudas, el descanso también es dormir y estar inmóvil. Existe una actividad de ejercicios aeróbicos muy ligeros que se conoce como descanso activo que se caracteriza por favorecer una excelente recuperación, sin aumentar el cansancio después de la práctica deportiva. La razón de la recuperación con otra actividad menos exigente, es que al activar la circulación facilita la eliminación de las toxinas.

El deportista joven que lleva un corto tiempo entrenando, suele desear realizar un tiempo y un volumen de entrenamiento mayor al que se le asigna, lo que puede causar una lesión y no necesariamente aumentar su nivel de entrenamiento. También les cuesta descansar de acuerdo al plan, sin comprender que el descanso es la garantía de la recuperación de los músculos a través de su relajación, lo que si garantiza que la recuperación sea óptima para poder volver a tener una práctica deportiva ideal. 

En los deportes de alta competencia, se acostumbra realizar una ligera práctica deportiva, de baja intensidad y de corta duración de tiempo y en cambio se incluye un plan de descanso  con programas especiales, orientados a lograr una adecuada relajación muscular, que disminuye la presión arterial y la frecuencia cardíaca, que son fundamentales para cualquier práctica deportiva. 

Por ejemplo, las pulsaciones en la mañana deberían ser tomadas con el fin de monitorear que el incremento de ellas nunca sobrepase un 10%, que es la medida para determinar que la carga ha sobrepasado al descanso.

El equilibrio entre la carga de entrenamiento y el descanso son la garantía para un buen rendimiento, ya que sin descanso no hay recuperación posible para el cuerpo y para la psiquis del individuo.