Jardines Botánicos

En muchas ciudades encontramos jardines botánicos inmensos y maravilloso, los cuales en la mayoría de los casos nos dan la sensación de haber salido de la ciudad a un paraje paradisíaco, por lo cual podremos sentir de cerca la naturaleza sin tener que viajar o salir de la ciudad y de esta manera podremos recargar energías pero sobre todas las cosas descansar. Jardines Botánicos

A la hora de elegir actividades para encontrar horas de descanso que permitan recargar energías y recobrar la tranquilidad tan esquiva en las ciudades, los jardines botánicos son una excelente alternativa. Si bien la mayoría de las capitales de los países cuentan con su propio jardín y que en varios países es común encontrar más de un jardín botánico para visitar, ahora se mencionarán algunos de ellos:

  • El Jardín Botánico de Auckland, en Nueva Zelanda, que cuenta con una maravillosa colección de flora y fauna, tan particular en esta zona del mundo, con un área de 64 hectáreas de extensión.
  • El Jardín Botánico de Thurston, conocido más por su nombre anterior de Jardín Botánico de Suva, tiene la colección de flora nacional más importante y se halla en la Isla de Fiji.
  • El Jardín Botánico de Dunedin, considerado el primer jardín botánico de Nueva Zelanda, tiene 28 hectáreas de extensión, en las que se aprecian árboles gigantescos, así como la fauna nativa.
  • El Jardín Botánico de Marimurtra o Jardí Botànic Marimurtra, considerado el mejor jardín botánico mediterráneo y por supuesto, también de España, cuenta con 16 hectáreas de extensión con multiplicidad de especies vegetales como palmeras, orquídeas, bambúes, ficus, laureles de la india, cactus y muchas más.
  • El Jardín Botánico Aburi, localizado en Ghana, específicamente por las colinas Akwapim, tiene una extensión de 64.8 hectáreas en donde se puede apreciar gran variedad de árboles madereros, así como plantas agrícolas, medicinales y ornamentales, entre otras especies.
  • El Jardín Botánico y Zoológico de Asunción, en el Paraguay que presenta en su bosque natural gran variedad de especies nativas, en un área de algo más de 110 hectáreas de puro bosque.
  • El Jardín Botánico Central de la Academia Nacional de Ciencias, en Bielorrusia, que tiene una extensión de 153 hectáreas de terreno, por lo que está considerado uno de los más grandes del mundo.
  • El Jardín Botánico de Edimburgo, capital de Escocia, es el segundo jardín botánico más antiguo de Gran Bretaña, después del de Oxford fundado en 1621, mientras que el de Edimburgo se fundó en 1670, cuando solamente era una pequeña zona dedicada al cultivo de plantas medicinales. Su emplazamiento ha sufrido modificaciones hasta definitivamente ubicarse en los terrenos que ocupa en la actualidad. Este cambio de lugar ha hecho que el trasplante de árboles y plantas se haya dificultado en muchas ocasiones, pero este inconveniente fue prácticamente superado cuando en 1820, el encargado de supervisar las operaciones de traslado, William Mc Nab, inventó una máquina para trasplantar árboles y gracias a él, la mayoría de ellos, logró echar raíces sin mayores inconvenientes en los terrenos actuales.