El masaje terapéutico

Los masajes han estado presentes a lo largo de toda la historia de la humanidad desde épocas realmente muy antiguas, siendo una practica que ha ido evolucionando al unisono con las sociedades modernas. El masaje terapéutico

Desde tiempos inmemoriales el ser humano ha acudido a los masajes como herramienta para conseguir un alivio a un dolor, ya que se trata de un recurso natural e prácticamente instintivo. Cuando una persona se da un golpe, el primer movimiento que realiza es tomar el órgano golpeado e intentar masajearlo, porque en su instinto sabe que ese masaje alivia el dolor agudo del momento. 

Es claro también que desde la antigüedad hasta estos tiempos modernos, la técnica del masaje ha evolucionado paralelamente con el desarrollo de la sociedad, hasta convertirse en lo que se conoce como “tacto estructurado” y del que el masaje terapéutico es solo una parte.

Los distintos tipos de masajes, están basados más en las diferencias de los tratamientos para la persona a tratar, lo que de cierta manera, determina los diferentes modos del masaje y los efectos que ocasionan se hallan definidos, por el plan de las indicaciones y por el uso de las técnicas adecuadas, que seguramente traerán éxito en el tratamiento del paciente.

Cabe recordar que el efecto terapéutico es solo una de las propiedades del masaje, más allá de las modalidades que se apliquen en los masajes. Eso quiere decir, que todos los masajes conllevan un efecto terapéutico.

También es fundamental tener presente que en el momento en que el masaje se utiliza para mejorar la función circulatoria, recuperar la movilidad restringida entre los tejidos dañados, aliviar o reducir el dolor, optimizar la conciencia sensorial, proporcionar apoyo humano, relajación y bienestar, y por tanto, ayudando en la recuperación y el mantenimiento de la salud, se convierte, aun sin pretenderlo, en un acto terapéutico.

El significado de masaje terapéutico dice: masaje terapéutico hace referencia a la modalidad de masaje destinada al tratamiento de procesos patológicos en individuos enfermos y lesionados. Y la técnica consistirá en una serie de maniobras dirigidas a tratar las molestias o lesiones que previamente un profesional sanitario y cualificado ha diagnosticado. Las maniobras han sido muy estudiadas y se aplican según los hallazgos tras la exploración.

Antes de proceder a la aplicación de un masaje terapéutico, debe hacerse una evaluación médica que permita considerar a qué tipo de alteraciones deberá poner en consideración, como: traumatismos, enfermedades degenerativas, postura corporal deficiente, enfermedades o deformaciones genéticas, patologías con repercusión muscular, alteraciones psicológicas o emocionales, intoxicaciones y algunas más que deberán ser tenidas en cuenta. Esa evaluación le ayudará al masajista a determinar si las circunstancias ameritan la remisión de la persona a un quiromasajista o a un fisioterapeuta especializado.