El masaje como herramienta efectiva para el descanso

Los masajes para los deportistas es obligatorio, sobre todo sí tomamos en cuenta que es una de las mejores manera de calentar los músculos lo que inmediatamente evita una alta tendencia de sufrir un desgarro o algún otro tipo de lesión muscular que puede llegar a ser que estemos mucho tiempo afuera de una práctica deportiva activa. El masaje como herramienta efectiva para el descanso

En las prácticas deportivas de élite, los masajes no son opcionales, sino que por el contrario son parte inherente del proceso de entrenamiento y recuperación. En cada una de las etapas del entrenamiento, los deportistas requieren la aplicación de masajes, pero en cada fase son diferentes.

Antes de iniciar la competencia, es indispensable que haya lo que se conoce como calentamiento pre-competitivo cuyo fin es producir la activación de los músculos para el ejercicio físico que enfrentará el deportista,  debe entonces darse masajes intra-competición que se aplican durante los descansos en medio de la competencia y los masajes post-competición que deben aplicarse dos horas después de haber finalizado la competencia.

Se tiene la falsa creencia que el deportista solo requiere de los masajes mientras se encuentra inmerso en los tiempos de las competencias, cuando la realidad es que el deportista durante toda su carrera, requiere obtener una relajación que le evite el estrés y una posible lesión en su masa muscular. 

Por lo tanto, el deportista debe acudir a esta eficaz arma de descanso que representan los masajes, durante todo el tiempo que dure su carrera profesional activa. En muchos casos, los masajes pueden llegar a ser verdaderamente vitales para lesiones, para recuperarse, para rehabilitarse muscularmente y como garantía del mantenimiento de su nivel de entrenamiento. Son abundantes los casos en la historia del deporte, de carreras deportivas muy prometedoras que terminaron abruptamente por lesiones y muchas de las cuales se podrían haber tratado, de tal suerte que no fueran definitivas.

Los masajes además de ser relajantes, pueden ser analgésicos para los músculos en los lugares del cuerpo donde se haya localizada una molestia o dolor, además de producir una mejoría  en el riego sanguíneo de los tejidos, así como una excelente elasticidad muscular.

Cada disciplina deportiva y cada deportista tendrá necesidades y requerimientos particulares, dependiendo de la edad, el peso, la masa muscular, los factores de tensión arterial, ritmo cardíaco y pulsaciones por minuto, por mencionar solo los más sobresalientes, por ,lo que con absoluta seguridad cada deportista necesitará un tipo de masaje que se adapte a sus necesidades físicas, reconociendo que además partes de nuestro cuerpo se afectan más que otras durante ciertas prácticas deportivas, por lo que las tensiones musculares seguramente son localizadas y por tanto, los masajes no pueden ser iguales para todos los deportistas.

Si el deportista requiere de un tratamiento de masajes y es aficionado, es aconsejable que acuda a lugares profesionales y especializados, con el fin de evitar que se produzcan daños mayores a los que lo llevaron a buscar los masajes.