El juego como parte del descanso

El juego es una actividad que genera placer, jugar y aprender jugando son momentos únicos en donde podemos entregarnos al placer de descansar y relajarnos, así como también divertirnos, por lo que podemos mezclar sensaciones muy agradables con las cuales podemos cortar cualquier estrés o incluso cualquier angustia dejando el espacio necesario para disfrutar. El juego como parte del descanso

El juego es la actividad más placentera con la que cuenta el hombre. Desde el momento del nacimiento hasta que tiene uso de razón, el juego es el motor que impulsa a buscar tiempos de entretenimiento y de descanso. Los niños deberían tener muchos espacio de tiempo y de lugares para jugar, ya que a través de esta actividad desarrollan y mantienen su campo experiencial, sus expectativas y sus intereses se concentran en un aprendizaje pleno de significados.

El juego en su concepción básica, es decir, como entretenimiento, ayuda a limar las asperezas y dificultades de la vida, lo que redunda en la eliminación del estrés y de la ansiedad y ayuda a encontrar un espacio de descanso.

Desde hace mucho tiempo, los pedagogos han encontrado y reafirmado con millones de experiencias llevadas a cabo alrededor del mundo, que el juego es una actividad que implementado en los salones de clase, presenta grandes beneficios en el fortalecimiento de valores como la lealtad, fidelidad, honradez, cooperación, solidaridad con los compañeros y con un grupo, respeto por los otros y sus particularidades, amor, tolerancia, capacidad asociativa, trabajo en equipo, por nombrar solo algunos de ellos y además el juego ayuda a que el niño centre la atención para la comprensión de las normas. 

También le ayuda a adquirir seguridad en sí mismo, ya que el juego lo lleva a tener que tomar decisiones, le ayuda a reflexionar, a analizar alternativas de solución, desarrolla su curiosidad y su necesidad de investigar, así como le impulsa a tener iniciativa, imaginación y sentido común. Hoy en día en los colegios y escuelas se propician actividades lúdicas de juegos en ls que van inmersos valores y sentidos conceptuales de sociedad, así como conceptos actitudinales y de procedimientos que le ayudarán en la vida adulta.

En el caso de los adultos, el juego también tiene efectos de aprendizaje y no únicamente de descanso, como se creía anteriormente. Si bien, habrá valores de convivencia que ya habrá sido inculcados y habrá otros desconocidos, lo cierto es que el juego estimula la búsqueda de asociación con los compañeros de juego, ayuda a limar asperezas y ayuda a crear sentido de respeto, siempre y cuando se respeten las normas del juego.

Antes se consideraba que el juego era solo un entretenimiento para descansar, y hoy en día numerosos estudios muestran los resultados benéficos de juegos dirigidos con tacto y delicadeza entre adultos.