El descanso de Neptuno

Una ilusión óptica es muy interesante de mostrar, pero si en este caso apreciamos como en la cresta de la ola se alcanza a ver una figura que inmediatamente rememora a la mitología con Neptuno descansando, es algo interesante de ver como el cerebro humano asocia figuras y las compara con nuestro propio banco de imágenes asemejándola a algo que ya conocemos. El descanso de Neptuno

La noticia con la fotografía le dio la vuelta al mundo; en las redes sociales y por internet circuló la famosa fotografía, que asombró a todos, pero sobre todo al fotógrafo aficionado que realizó la foto. La fotografía iba acompañada del siguiente texto: En 1986, en la Isla de Faial de las Azores, se declara una tempestad gigantesca. En la bahía de Horta (puerto mítico) olas de 15 a 20 metros llegan a la costa. Un fotógrafo aficionado realiza una serie de fotos para inmortalizarlas. Dos años más tarde se dará cuenta que ha fotografiado el rostro de Neptuno. Su foto ha dado la vuelta al mundo (el acantilado de la imagen tiene una altura de cerca de 70 metros).

La fotografía pertenece a una serie de fotos  que un aficionado tomó en un acantilado y en ésta en particular, se observa una gigantesca ola que revienta contra las rocas. Solo al ser revelada se pudo distinguir en esa gigantesca ola, la imagen de la cabeza del dios Neptuno, recostado contra la roca, con su corona y su espléndida barba, tumbado en pos de descanso en el acantilado. Si bien es cierto que es un efecto causado por las olas, o quizás con un poco de manipulación en la fotografía, el efecto es impresionante y teniendo en cuenta que el acantilado tiene 70 metros, pues el efecto es sobrecogedor.

Pero no es la única fotografía que presenta efectos especiales e impresionantes y que terminan circulando por el mundo entero. Cada vez que algún fotógrafo se halla con una de estas fotografías, termina alimentando las supersticiones y creencias, por lo que cobran un efecto mayor en la población.

En la ciudad de Monterrey, en México, se produjo hace unos años un voraz incendio al estallar un ecotaxi, en uno de los barrios más conflictivos de la ciudad. La fotografía fue tomada por el reportero gráfico del periódico Milenio Diario y en ella se puede apreciar el rostro del diablo en la parte superior central. También en su momento fue divulgada en noticieros de televisión, causando toda clase de conjeturas apocalípticas.

Pero sin duda la más famosa de estas fotografías fue la que salió de un video de la cadena televisiva CNN durante el atentado a las Torres Gemelas, en la que se puede observar el rostro alegre del diablo entre las llamas de uno de los edificios. Se ve con claridad, el rostro y los cuernos, pero hay quienes aseguran ver el cuerpo y la cola también.