El café ayuda a descansar

El café es una de las bebidas que genera debate en cada charla en donde aparece como tema, algunos destacando las bondades, y otros como fieros detractores, pero en torno estamos completamente rodeados de mitos, sobre todo en lo que tiene que ver con el descanso, por lo que es necesario y vital aprender del tema. El café ayuda a descansar

El café, esta bebida que ya está inmersa en las costumbres de los individuos en diferentes culturas a través de los tiempos, siempre ha gozado de defensores acérrimos y de detractores vehementes, pero lo cierto es que el culto al café está ya metido en las costumbres del diario vivir. Sin embargo, alrededor del café también se han tejido muchos mitos.

Uno de estos mitos es el que asegura que genera adicción y dependencia: nada más lejano a la realidad. Según Andrea Rochaix, experta argentina en nutrición, el café está asociado a un hábito, pero el hábito no es una adicción, ya que la cafeína no influye en  “las regiones cerebrales responsables de los sentimiento de recompensa, motivación y adicción”, según comentó.

Otro de los mitos del café es que tiene influencia en el tiempo de sueño, lo cual no es cierto tampoco. Lo que realmente si genera el café es una notable mejora en la atención y hace más llevadero el cansancio, pero de ninguna  manera afecta la capacidad de dormir ni crea insomnio en las personas que lo consumen.

Otro mito del café, es que contribuye a la osteoporosis, lo que según la nutricionista no es verdadero. Lo que se puede ocasionar es un ligero incremento de la excreción del calcio, que es necesario para los huesos, pero el efecto se revierte en tan solo unas pocas horas y no es permanente. Por eso es imposible que se considere un riesgo para el tratamiento de esta enfermedad.

Otro de los mitos es aquel que asegura que si la persona tiene dolor de cabeza e ingiere café, el cuadro de dolor empeorará, mientras la realidad muestra lo contrario, es decir, que si la persona tiene dolor de cabeza, es posible que los síntomas se reduzcan al consumir una taza de café. Tan es así, que algunos de los medicamentos recomendados para los dolores de cabeza, incluyen cafeína en su composición química.

Los otros dos mitos más difundidos respecto al café es que aumenta la gastritis, pero no existe hasta el momento ningún estudio científico que corrobore esta afirmación.

Y el último mito: que el café produce deshidratación, que tampoco es cierto. Es verdad que el café tiene un sentido diurético, pero si el consumo de café es razonable, dos o tres tazas al día, no habrá una pérdida de agua importante en el organismo.

Es decir, que lo único cierto es que el café si ayuda a descansar, porque hace llevadero el cansancio.