Descanso poco usual: mercado de las pulgas o mercadillos

Una disculpa para salir a pasear es ir a un mercado, siempre y cuando nos guste ver y buscar ocasiones de compras de antigüedades, pero siempre teniendo presente que el objetivo es descansar, por lo que caminar despacio y disfrutar de lo que estamos haciendo es fundamental para salir a caminar. Descanso poco usual: mercado de las pulgas o mercadillos

Pero definitivamente si se trata de buscar actividades diferentes que le permitan soltarse de las tensiones y preocupaciones de toda la semana, contemple la posibilidad de visitar o ir de paseo, como lo quiera ver, a un mercadillo o mercado de las pulgas, como se denomina en muchos países.

Un mercadillo o mercado de las pulgas es una venta ambulante o semi-ambulante, que generalmente con el permiso de las autoridades municipales, se instala al aire libre, ya sea en un parque, en una plaza o en las zonas de estacionamiento de lugares comerciales. Puede abrirse por uno o varios días, o encontrarlas solo los fines de semana y siempre en los mismos lugares; de cualquier forma es un paseo muy agradable para hacer, ya sea solo y si es en compañía será mucho mayor el placer.

Tienen una cantidad de nombres que se les ha dado como son: bazar, mercado o feria de las pulgas, mercado al aire libre, feria libre, pulguero, plaza, tianguis, zoco, mercado sobre ruedas, mercado persa y hasta mercado de antigüedades, pero por encima de la palabra o palabras con las cuales se les distinga, todos tienen más o menos las mismas posibilidades. En ellos se encuentra toda clase de antigüedades, desde la finas y delicadas, hasta cantidades de cacharros y de elementos de cacharrería, joyas, discos, libros, lencería para la casa, zapatos, muebles, artefactos eléctricos antiguos, vajillas, etc., la gama puede ser muy amplia.

Normalmente son tenderetes formados por sencillas estructuras metálicas desarmables, sobre los que se coloca una tabla que hace las veces de mostrador, pero si no hay tenderete, los productos igual se hallarán exhibidos sobre algún trozo de tela o de lienzo colocado en el piso. Lo cual es indiferente a nuestra sugerencia.

Lo importante es salir a pasear, haciendo algo diferente a lo acostumbrado, con lo que se divertirá en grande, se sorprenderá de la cantidad de cosas que se exhiben en estas ventas ambulantes y hasta de pronto encuentre algo con lo cual ha soñado y nunca había conseguido o con algún elemento que le devuelve recuerdos maravillosos de su infancia; pruebe y verá que con seguridad, será una experiencia divertida y poco común. Puede que al regresar a casa en la tarde o a la noche esté muy cansado de caminar, pero su corazón y su espíritu se habrán recargado de energía y de buen ánimo y habrá descubierto que esa es también una actividad que le aporta muchos beneficios a su propio bienestar.

El camión, y el camion de la guia y la guía esté en espana y españa