Colores para descansar

En la actualidad se ha generalizado en el mundo del diseño de interiores y la decoración, el uso adecuado de colores para las paredes, acorde a la necesidad que tengan para cada uno de los ambientes sobre el cual se va a pintar, es por esto que las técnicas del feng shui aparecen con mayor frecuencia en las disposiciones de los diseñadores. Colores para descansar

La teoría de los efectos que producen los diferentes colores en el ser humano es muy conocida e incluso hoy en día, son accesibles terapias y aplicaciones de los colores para variados usos, desde decorativos hasta terapéuticos. Pero más allá del objetivo que se persiga, es indudable que los colores tienen unas determinadas repercusiones en los seres humanos, en su organismo físico, en su mente y en sus emociones.

Esta teoría es manejada con total propiedad, por los decoradores de interiores e incluso por los arquitectos interioristas que saben con certeza, por ejemplo, que los decorados en tonos refrescantes como los tonos crudos, el malva, verde y azul, se orientan de manera más adecuada para crear atmósferas que invitan al descanso, al sosiego.

Difícilmente se encontrará la sala de espera de un consultorio médico pintada en tonos rojos, ya que este color induce a la actividad y por lo general, los médicos buscan tener pintadas las paredes en tonos muy suaves, que ayuden a mantener un estado de ánimo más cercano a la tranquilidad, lo que ayudará a los pacientes a no sentirse tan estresados.

Los tonos claros, como el blanco y el beige, que por lo general se usan para las habitaciones dan mucha luminosidad y serenidad al ambiente.

El verde en una tonalidad suave para pintar en las paredes confiere una atmósfera con un ambiente alegre y tranquilo y si está combinado con el blanco, otorga una agradable sensación de ligereza y frescura.

El azul marino crea un ambiente de relax y tranquilidad y el contraste con el blanco suaviza aún más la serenidad de la atmósfera.

Los expertos recomiendan que las habitaciones interiores deberían estar siempre pintadas en colores reposados, que induzcan al descanso; pero si se trata de una habitación para los juegos o para el trabajo, lo ideal es buscar tonos y colores que den tranquilidad, pero que no inviten al descanso, sino a la actividad. 

Según ellos, el color debe ser elegido dependiendo del objetivo de la habitación y dependiendo de la m persona que la va a habitar, teniendo en consideración que los colores tienen gran influencia sobre el estado de ánimo de las personas, sobre las emociones, en el organismo, el carácter e incluso pueden afectar a la hora de tomar decisiones. Cuando se hace un cambio de color en  casa debe tenerse presente que éste, puede afectar el temperamento y por consiguiente el comportamiento también.

Si desea hacer cambios en los colores del decorado de la casa, ayúdese de la técnica del Feng Shui, que maneja muchos consejos en este sentido.