Claves para dormir mejor

Es importante hacer que nuestras horas de descanso estén llenas de esto y tratar de dejar el ritmo acelerado que traemos de la calle en la puerta de nuestros hogares y así poder saborear del ocio previo a llegar a nuestra cama, teniendo siempre en claro que descansar bien ayuda a todo el organismo. Claves para dormir mejor

Las verdades irrefutables sobre la importancia del descanso nocturno pueden ser:

  • Nadie resiste más de 48 horas continuas sin dormir.
  • El acto de dormir es tan importante que el ser humano podría morir por falta de sueño primero, que por falta de alimento.
  • Los cambios en el sueño afectan los sistemas respiratorios y cardiovasculares.
  • La mortalidad es más alta en las personas que duermen pocas horas.
  • Más del 30% de la población adulta en el mundo padece alteraciones del sueño.
  • Las horas promedio que necesita cada ser humano son muy particulares; así como una persona se puede recuperar durmiendo cinco horas, también puede existir una persona que necesita el doble de tiempo para sentirse descansado.

Sin embargo, estas simples afirmaciones que parecen demasiado obvias, resultan de suma importancia ante la tendencia mundial de eliminar horas de sueño, para cada vez más, tener más actividades, lo que repercute negativamente en el estado general de salud del individuo. 

Si a esta situación se le agrega la costumbre ya bastante popularizada en la que la habitación no es únicamente el lugar de descansar, sino es el lugar de hablar por teléfono, mirar la televisión, leer, escuchar música, trabajar, revisar los correos electrónicos, además de tener una vida sexual activa y además dormir, resulta casi imposible que las personas no sufran algún tipo de dificultad a la hora de intentar conciliar el sueño.

Como el tiempo en casa ha dejado de ser de descanso para llenarse de actividades, el individuo no logra desacelerar el ritmo de funcionamiento diurno, sino que por el contrario lo mantiene en casa y luego se va a dormir en ese mismo estado, lo que explica en parte las dificultades. 

Descansar poco es garantía absoluta del deterioro en la calidad de vida, reducción de la productividad laboral, pero aumenta el riesgo de problemas fisiológicos y de sufrir accidentes ya sea de tráfico, laborales e incluso domésticos. Estas recomendaciones las hace la Organización Mundial de la Salud, OMS, para evitar problemas al dormir. Verá que son fáciles de llevar a cabo:

Duerme en una habitación bien ventilada, pero evita el exceso de frío.
• Elimina del ambiente cualquier molestia como ruidos o exceso de luz.
• Es muy importante dormir en un colchón adecuado.
• No te acuestes con hambre, ni después de una comida muy pesada; cena dos horas antes de irte a dormir.
• No consumas café, té, refresco, alcohol, tabaco ni cacao antes de dormir.
• Evita las discusiones antes de acostarte.
• No te lleves los problemas a la cama.
• Practica ejercicio moderado.
• Antes de dormir, ve desacelerando tu actividad, no hagas tareas que requieran mucha concentración, ni trabajes hasta última hora.
• Mantén horarios regulares de alimento, ejercicio y sueño.
• Evita las siestas o no las hagas de más de media hora.