Cinco características comunes de personas ineficaces

La diferencia entre una persona eficaz y una ineficaz depende de cómo hacemos las cosas y la dedicación que le damos. ¿Crees que eres alguien eficaz? Entérate aquí si realmente lo eres, luego que leas las características de alguien ineficaz Cinco características comunes de personas ineficaces

Si quieres conseguir los mismos resultados que a alguien más, entonces tenemos que hacer las mismas cosas que ellos hicieron. En otras palabras, las personas que obtienen resultados similares tienen hábitos similares. Por lo tanto, si deseas comenzar un negocio exitoso, entonces todo lo que necesitas hacer es copiar lo que alguien más hizo para iniciar su propio negocio con éxito.

Si quieres convertirte en el número uno del apilador de la Copa del mundo lo único que tienes que hacer es tomar los mismos pasos que el actual número uno.

Según el escritor Kian Tan, es que la cuestión de la realidad no sólo funciona en términos de éxito, sino también en términos de fracaso, esa es la técnica y regla que él maneja. Las personas que no conducen a nada en la vida y siguen los mismos hábitos que la próxima persona que no ha logrado nada en la vida, así se quedarán sin nada en la vida. Alguien que está en deuda suele tener los hábitos de consumo igual que alguien que debe mucho. Esto también se aplica a las personas ineficaces. Si deseas empezar a llegar a las estrellas y la realización de todos tus sueños se necesita dejar los hábitos que conducen a la ineficacia cotidiana.

Quizás no te das cuenta que estás sufriendo de falta de efectividad, por eso aquí te dejo las cinco características que Kian Tan considera de las personas ineficaces:

1. ineficaz son las personas que no planean

La primera característica de una persona eficaz es su incapacidad para planificar su  vida diaria. La simple verdad es que no tienen ni idea de lo que quieren lograr o hacia dónde quieren ir en la vida. Por esta razón, toman decisiones y emprenden acciones que no tienen ningún sentido real o algún propósito. Por el contrario, una persona eficaz sabe con precisión qué tareas hay que hacer lo que finalmente los llevará más cerca de donde quieren ir.

2. La gente ineficaz no hace listas

Muy similar al punto anterior, la gente ineficaz no hace listas de tareas pendientes de lo que tienen que hacer para el día siguiente. En lugar de gastar tiempo en sus tareas de mayor valor se pasan el tiempo pensando en lo que deberían estar haciendo en lugar de hacerlo realmente. La gente ineficaz puede gastar hasta dos horas para procrastinar. Esto es una pérdida de tiempo que podría haber sido objeto de un uso más productivo. Sólo se tarda 10 minutos para planear un día la gente todavía ineficaces no son conscientes del poco tiempo que lleva.

3. La gente ineficaz no pone las cosas

Encontrarás que la residencia de una persona altamente efectiva será la misma que la residencia de otro. Personas ineficaces simplemente no ponen las cosas en el mismo lugar y pierden un tiempo valioso tratando de buscar cosas como las llaves, cartera o su teléfono móvil.

En lugar de tener un lugar fijo para estos artículos, tienen que estar buscando constantemente. A veces las llaves de tu auto las buscas en la cama en los bolsillos o a veces está en la mesa de la cocina. La gente efectiva no sólo sabe donde coloca las cosas, sino que establece las zonas donde ciertas cosas deben ir, lo que los hace ahorrar tiempo y reducir el estrés al saber dónde está lo que buscan.

4. La gente ineficaz construye el caos

En la sociedad actual es muy fácil sentirse abrumado con la cantidad de información que llega a través de correos electrónicos, mensajes de texto, cuentas que pagar, tareas domésticas y otras que hay que hacer. Una persona ineficaz permitirá todo este caos de crecer sin poner intervalos regulares a un lado para controlar el trabajo extra que poco a poco entra en juego. Mientras que una persona eficaz sólo permitirá las tareas de crecer y crecer hasta que todo está fuera de control y se convierte en una gran explosión de caos desorganizado similar a la teoría del Big Bang porque una sobrecarga de contestar correos, facturas y los platos comienzan a acumularse.

Al final una persona desorganizada llegará a estar tan abrumado que incluso la idea de la lucha contra el caos es demasiado desalentadora. Sin embargo, una persona eficaz tiene un enfoque muy diferente, ellos sabrán que habrá alguna acumulación de trabajo sin supervisión de vez en cuando y que deben dedicar un tiempo para poner todo bajo control antes de que se salga de control. Esto es algo que la gente ineficaz debe aprender a hacer.

5. Las personas ineficaces carecen de enfoque

Las personas  que no pueden centrar su atención en una tarea y se pegan con ella todo el camino hasta el final. Lo que encontrará es que se centran en una tarea, entonces es cuando comienzan a permitir que su mente divague en otras tareas hasta que están haciendo tantas tareas que no terminan ninguna. Por ejemplo, ¿alguna vez has notado cómo es posible que cuando te sientas a escribir un correo electrónico importante, muchas veces te distraes y comienzas a revisar las notificaciones de Facebook? Si quieres llegar a ser eficaz debes aprender a concentrarte en una tarea y resistir la tentación de dejarte distraer por otra tarea. Una vez que completes la tarea completamente, es cuando puedes pasar a la siguiente.

Allí lo tienen, cinco características que diferencian a las personas ineficaces. Puede tomar tiempo dejar estos hábitos, pero una vez que te encargues de estos cinco rasgos sin duda vas a dejar de recibir los mismos resultados que otras personas ineficaces, es decir nunca logran nada. La decisión de cambiar es sólo tuya.