Beneficios del yoga

El yoga es una milenaria actividad física que proviene del lejano oriente, la cual se práctica desde hace miles de año y tiene como objetivo la búsqueda de la armonía interior a través de las actividades físicas. En la actualidad es una de las actividades que más frecuentemente se practican en oriente. Beneficios del yoga

El yoga es una disciplina psicofísica que se practica desde hace milenios y es originaria de la India. Es una disciplina que busca la armonía interior, por lo que tiene un efecto importante en el mejoramiento de la calidad de vida de la persona que la practica con regularidad. Su práctica en occidente ya es completamente común e incluso recomendada por los médicos, ya que es de gran utilidad para calmar los estados de estrés y agotamiento físico y mental, tan comunes para las personas en el mundo moderno, sobre todo para los que deben desarrollar su vida en las grandes y pobladas urbes.

La práctica regular de esta disciplina tiene un efecto inmediato en la sensación de bienestar y sosiego que produce, incluso desde la primera sesión y éstas, se profundizan y se reafirman, en la medida que se adquiere la regularidad. Los beneficios de esta disciplina son muchos y de variada índole, he aquí solo algunos de los más conocidos:

  • La técnica del yoga actúa sobre el sistema nervioso, por lo cual combate el estrés, disminuyéndolo. Controla la ansiedad, por lo que produce un estado de descanso tan necesario hoy en día. La regularidad en la práctica permite evitar por completo los estados de estrés y ansiedad.
  • Permite ser conscientes del cuerpo, sus funciones, sus necesidades, sus alcances y también sus limitaciones.
  • Es un excelente medio para tranquilizar la mente y el cuerpo, lo que redunda en un beneficio permanente que contribuye positivamente para enfrentar las múltiples dificultades del mundo actual, sin ansiedad, sino de una manera armónica.
  • Como mejora la circulación de la sangre, también se benefician todos los órganos y tejidos del cuerpo, por el aporte de oxígeno y nutrientes.
  • Mejora la flexibilidad y movilidad del cuerpo, contribuyendo a la eliminación de contracturas musculares, dolores crónicos, dándole una nueva vitalidad a los tejidos y a las articulaciones.
  • Mejora la concentración mental, por la concentración que se hace con cada movimiento y con cada respiración, más allá de los propios movimientos físicos que se practican.
  • Es un medio para aprender a respirar de una manera adecuada y correcta, convirtiendo este aprendizaje en algo completamente natural.
  • Al producir un estado armónico, las personas aprender a enfrentar las dificultades que plantea la vida moderna, con serenidad y positivamente.
  • Por sus efectos inmediatos sobre el funcionamiento de todos los órganos internos, aporta una nueva carga de energía y vitalidad, que le devuelve a la persona el bienestar, que se prolonga por muchos días después de la sesión.
  • Es una disciplina que produce un estado armónico en el cuerpo en general, más que un mejoramiento focalizado en un área en particular, por lo que el restablecimiento del equilibrio es notable con la práctica regular.