Alimentos para bajar estrés

Es muy frecuente que la mala alimentación tenga que ver con los problemas para descansar, teniendo normalmente la raíz de estos trastornos en los alimentos que frecuentemente consumimos, teniendo además muchos falsos mitos que generar el efecto contrario que buscamos, es por esto que la búsqueda de nuevos hábitos ayuda a un nuevo descanso. Alimentos para bajar estrés

Una de las muchas causas del estrés es una mala alimentación y cuando se hace referencia a este concepto, se piensa normalmente en clases de alimentos, lo cual es correcto, pero también la mala alimentación está enmarcada en los hábitos y costumbres, muchas veces con arraigo cultural, que también influyen negativamente, aumentando los niveles de estrés.

Cuando hay una mala alimentación, el cuerpo no obtiene de manera adecuada los nutrientes que requiere para funcionar de manera apropiada y además produce un efecto de desaliento en el sistema nervioso ante la carga de trabajo, esfuerzo y presión a la que el individuo está sometido, sin tener los recursos energéticos que le ayuden a enfrentar esa exigencia. Por eso, es que en el mundo entero se insiste en la importancia de una dieta sana y balanceada.

He aquí una pequeña lista de alimentos que favorecen la disminución de los estados de estrés, en donde se produce una alteración fisiológica, emocional y mental:

  • Las frutas y verduras son excelentes alimentos para disminuir el estrés.
  • El plátano es una fruta que incentiva el sistema nervioso, por sus altos contenidos de vitaminas y minerales como el potasio.
  • Las almendras es uno de los mejores alimentos para relajarse, tanto por sus vitaminas y minerales, como por sus nutrientes que fortalecen el sistema nervioso.
  • La naranja ayuda a disminuir la cantidad de la hormona cortisol, que es la responsable del estrés, devolviendo la sensación de bienestar y equilibrio.
  • La leche que por su contenido de calcio, al igual que sus derivados, son alimentos que combaten positivamente el estrés, puesto que incrementa la respuesta corporal a la tensión. Además su capacidad de mantener el ritmo cardíaco normal, hace que se facilite la sensación de relajamiento.
  • La carne aporta vitamina B3 que ayuda al cuerpo a responder a las presiones. Este nutriente también está presente en el jamón serrano, los embutidos, el pollo y el pavo.
  • Los vegetales como el brócoli, las espinacas y las acelgas aportan vitamina B que da energía y reduce el riesgo de estrés y de depresión.
  • Los condimentos deben ser mirados con atención, ya que no todos ayudan a disminuir el estrés. El perejil y la canela favorecen a la absorción de hierro, que es un mineral de vital importancia en nuestro organismo y ayuda a relajarnos. Cuando los niveles de hierro bajan en el organismo se produce la anemia y la respuesta corporal ante el estrés puede llegar a ser verdaderamente desastrosa.