6 consejos para relajarse en el trabajo o la oficina

Las presiones que trae aparejadas el trabajo suelen generar consecuencias indeseadas sobre las personas, como dolores de cabeza, fatiga, cansancio o estrés. Por eso, a continuación se presentan 6 consejos para distraer la mente y relajarse mientras se está trabajando. 6 consejos para relajarse en el trabajo o la oficina 1. Estirar las extremidades: si se tiene un trabajo en el que se está sentado mucho tiempo, como en una oficina o cubículo, se recomienda estirar las piernas y brazos cada una o dos horas. Esto se debe a que cuando uno está sentado durante varias horas la sangre se acumula en las piernas, lo que causa incomodidad y distracción. A veces un paseo corto o volver del trabajo caminando puede ser también de gran ayuda, ya que se puede despejar la mente y alongar un poco el cuerpo. 

2. Respirar profundamente: muchas personas usualmente respiran sin profundidad, es decir, solo con la parte superior del pecho. Sin embargo ese no es el mejor modo de respirar, ya que no se oxigena bien el cerebro. Por eso se recomienda hacer una serie de respiraciones profundas durante un minuto cuando sea necesario, lo cual sirve para relajarse, oxigenar bien el cuerpo y distraer la mente. Sin embargo se debe tener cuidado de no prolongar por un tiempo excesivo las respiraciones profundas, porque se sobrecargará al organismo de oxigenación, lo cual también es contraproducente para la salud

Además, se debe respirar de una forma adecuada siempre que sea posible, ya que si no se consigue controlar y estimular una buena respiración se estará proveyendo a los órganos de una escasa cantidad de oxigenación.

3. Dar paseos: se recomienda caminar al menos 30 minutos todos los días, lo que se puede realizar caminando sobre una cinta, por la calle, una plaza, en las inmediaciones del trabajo, etc. Esto sirve para distraer la mente, eliminar un poco del estrés que causan las tareas laborales y para darle al cuerpo una mínima ejercitación.

4. Relajar los músculos: se recomienda realizar prácticas de relajación en diversos grupos de músculos cuando se sientan “agarrotados”. De hecho muchos músculos del cuerpo, como los de los hombros, brazos y piernas, suelen agarrotarse después de estar trabajando un rato con el ordenador, tareas manuales o de fuerza corporal. Por eso se recomienda contraer y relajar los músculos con ejercicios o elongaciones adecuadas, para que vuelvan a una distensión natural y más relajada. 

5. Masajes en la cabeza: las zonas oculares, la nuca y los senos frontales suelen causar problemas cuando se está mucho tiempo leyendo, frente a un ordenador o bajo mucha presión. Por eso se recomienda realizar masajes circulares, con una duración de un minuto, cuando esas áreas estén adoloridas o “abombadas”, lo que servirá para calmar la incomodad, el dolor y  para relajarse un poco.  

6. Tratamientos, terapias o prácticas relajantes: se recomienda realizar rutinas aeróbicas, yoga o cualquier tipo de procedimiento que estimule la relajación, la ejercitación, la reflexión o el control mental y corporal. Este tipo de rutinas semanales ayudarán a mantener la calma y salud física en el organismo. Se pueden realizar en los tiempos de ocio en el empleo o se puede optar por concurrir a clases en el tiempo libre.