4 Técnicas de respiración para la ansiedad

Hay muchas maneras de reducir la sensación de ansiedad, pero algunas técnicas de respiración simples pueden hacer magia. Aquí hay 4 técnicas de respiración para la ansiedad. 4 Técnicas de respiración para la ansiedad

La ansiedad se ha convertido en una enfermedad de forma generalizada. Aunque suena como una fase pasajera y una respuesta natural a la crisis o cualquier tipo de situación grave, puede ser muy perjudicial. La ansiedad no debe ser tomado muy a la ligera. Puede afectar su trabajo, capacidad de tomar las decisiones correctas, causar pánico, falta de memoria y en plomo respuesta física al síndrome del intestino irritable, sudoración e incluso una condición cardíaca en el peor de los casos. Desafortunadamente, tomando pastillas no es la solución, es necesario entrenar a su mente para tratar con él con calma y sea paciente con usted mismo. 

1. Respiración superficial

Siéntese en silencio en un lugar. No hables con nadie y se resiste a tomar cualquier tipo de paso hasta que usted se haya calmado. Inhale y exhale lentamente, pero no exhalar el cabello con una ráfaga. Recuerda que tienes que ser capaz de recuperar el aliento primero, estabilizar su patrón de respiración para ganar control sobre sus sentidos y la capacidad de pensar. Entonces pensar y hacer frente a las cosas con una mente tranquila. Lentamente, libere la respiración. Repita esto por lo menos 5-10 veces.

2. La respiración lenta y monitoreados

Esta técnica de respiración es muy eficaz, pero requiere la atención completa. Cuando te hayas sentado, tranquilamente observar su patrón de respiración. Continúe respirando normalmente, pero lento. Concéntrese en su intención. Cuenta en su cabeza mientras inhala y exhala. Esto le ayudará a recoger y canalizar su energía para pensar mejor. En situaciones de presión, esto puede ser un salvavidas. Incluso puede practicar esto sobre una base regular.

3. La respiración profunda

Inhala un fuerte olor a aire. Cuando se inhala usted debe ser capaz de oír. Los pulmones deben ampliar al máximo, luego lentamente libere la respiración. Repita esto 5-10 veces. Usted puede incluso sacar algún momento de un día ajetreado en el trabajo y practicar esta técnica.

4. Abrir la boca para respirar exhala

Esto es muy similar a la técnica de respiración profunda. Usted inhala con la misma fuerza pero cuando usted exhala y llenar su boca con el aire, suelte el aire lentamente por la apertura de la boca. Esta técnica es muy beneficioso para calmar sus nervios alterados.