Salud

El yoga ibérico: la siesta

Camilo José de Cela es un escritor español, el cual afirmó en su momento que el yoga ibérico era la siesta, siendo una expresión jocosa, pero que está muy cerca de definir una sana costumbre que en otro momento de la humanidad se hacia con más frecuencia y que era una actividad muy sana que ayudaba a la recarga de energía.

Esta expresión que resulta jocosa para algunas personas y arranca sonrisas a otros, según la cual la siesta es el yoga ibérico es de autoría del escritor español Camilo José Cela. Pero la expresión completa decía: “…la siesta es el yoga ibérico. El momento sagrado para relajarse.”

La costumbre de la siesta o de este tiempo de descanso es muy antigua, ya que los romanos la usaban con una expresión de la que se deriva la palabra siesta, que es la hora sexta, que era el tiempo que los romanos identificaban entre las 14 y las 16 horas del día. Como es bien conocido por quienes practican la siesta, este es el tiempo tradicional para “echarse la siesta”, como se dice coloquialmente.

El científico neurofisiólogo catalán Eduard Estivill, asegura que la siesta debe ser una actividad indispensable para los niños hasta los cinco años de edad. Reafirma el concepto diciendo: “La siesta es un período de tiempo en que el cerebro precisa de un breve descanso, que va entre las dos y las cuatro de la tarde. Por eso, tenemos sueño en este período de tiempo. La digestión produce un pequeño estado de sueño que se une a la siesta”.

A menos que tenga una alteración grave, cualquier niño e incluso un bebé, suele disfrutar plenamente una siesta después de comer o de haber tenido una jornada de mucha actividad física. Por eso, los expertos insisten en que en los niños es tan importante la alimentación como lo es el sueño, como tiempo de descanso. Durante este tiempo de descanso, los niños reponen sus energías y se relajan de toda la actividad física que han mantenido, lo que favorece su desarrollo. 

Y en los niños hay actitudes que muestran con claridad la necesidad del sueño, como el desinterés por el juego, una cierta irritabilidad, los bostezos, el restregamiento de los ojos y en los más pequeños, el interés por el chupete o por el biberón, por lo que generalmente los médicos piden a los padres que están atentos a estos signos para favorecer ese tiempo de descanso. Pero si hay un excesivo cansancio, por el contrario tendrán dificultades para conciliar el sueño. Aun cuando los niños son perfectamente particulares en sus hábitos y costumbres, generalmente suelen obedecer a determinados horarios de siesta.

La siesta es de tanta importancia en el buen desarrollo de los niños, que las escuelas lo saben y tiene tiempos y lugares para esta actividad. Pero como cualquier actividad, es fundamental educar a los bebés y a los niños en costumbres adecuadas para la siesta, con el fin de que provoquen el descanso anhelado, pero no alteren el sueño nocturno, trayendo con esto problemas familiares.

Más noticias de Salud

Tags: siestas, consejos, españa

No hay comentarios.

Dejar un comentario
Connect with Facebook
Nombre (requerido)
eMail (no será publicado) (requerido)
Web (ejem: http://www.infodescanso.com)