Curiosidades

Las piñatas también son juegos de adultos

Las piñatas siempre las hemos concebido como una actividad para las celebraciones infantiles, pero desde hace algún tiempo los adultos participan de estas actividades con el fin de tener un momento de relajación, siendo una disculpa perfecta para salir de la rutina.

El origen de las piñatas es un poco incierto, pero aparentemente fueron introducidas en Italia allá por el siglo XII por Marco Polo, quien las había conocido en oriente. En América Latina fueron introducidas durante el proceso de colonización por los españoles, quienes a su vez las habían conocido por los italianos y han permanecido desde entonces, formando parte de las tradiciones festivas en todos los países.

Sin embargo, las piñatas siempre se han identificado con actividades lúdicas para las fiestas y celebraciones infantiles, pero también pueden hacerse para adultos. Lo importante es encontrar un motivo cualquiera para hacer la celebración e incluir como parte de las actividades una piñata. 

Con seguridad esta particular manera de romper con la rutina y el estrés producirá una convocatoria increíble entre los invitados; los niños cuando van a una fiesta con piñata, saben que parte del placer consiste en recoger la mayor cantidad de golosinas y pequeños juguetes con los que habitualmente las rellenan, pero para un adulto será toda una incógnita, lo que redoblará el placer. Esta sorpresa hará que muchos de los convocados no se quieran perder ni por un segundo la invitación.

Pero,  ¿por qué escoger la realización de una fiesta con piñata para un adulto?, porque las piñatas representan una cantidad de símbolos importantes: son una celebración, pero también prometen diversión y en el caso de los adultos marcará la diferencia para una reunión de adultos. 

En una celebración de una fiesta con piñata se muestran valores de familia y de amistad, haciendo florecer sentimientos y emociones alrededor de ella. La piñata regala momentos de felicidad, diversión, alegría y sorpresa, que son emociones universales, sin fronteras, que tocan a cualquier ser humano.

El momento del suspenso, cuando se empieza a jugar a romper la piñata unirá a todos en una similar sensación, de espera, pero de feliz espera y así sea mayoritariamente una actividad para niños, los adultos también se lanzarán a recoger las golosinas y los elementos con los cuales haya sido rellenada.

Para los amigos será completamente novedoso poder volver a hacer un juego de niños que tantas alegrías les aportó cuando eran niños, y habrá fotografías, risas, alegría y complicidad. Incluso, una vez se haya roto la piñata, la exhibición de lo ganado, para compararse, para compartir emociones lo hará una actividad completamente inolvidable.

Arriésguese a hacer una fiesta con piñata: esta actividad le aportará mucho más descanso y elementos para eliminar el estrés que muchas horas en los gimnasios. Se divertirá, compartirá con amigos y familia y habrá fortalecido el sentimiento de complicidad, tan necesario e indispensable en cualquier amistad.

Rompa las rutinas y los moldes, haga cosas diferentes para descansar y verá cómo mejora su salud y su estado de ánimo.

No hay comentarios.

Dejar un comentario
Connect with Facebook
Nombre (requerido)
eMail (no será publicado) (requerido)
Web (ejem: http://www.infodescanso.com)